La Municipalidad de Villa Cañás adquirió 1500 toneladas de piedra caliza que serán colocadas en diferentes calles de la ciudad.

El traslado se realizó a través del ferrocarril, en un operativo que incluyó una formación de 30 vagones.

“Vamos a distribuir las piedras en diferentes calles de calzada natural. Queremos llegar a todos los barrios, con el objetivo de mejorar la transitabilidad y la calidad de vida de nuestros vecinos”, expresó el intendente Norberto Gizzi.

“El material, un total de 1500 toneladas, lo compramos en Mendoza y lo transportamos a través del ferrocarril. En esta oportunidad se utilizaron 30 vagones”, agregó.

“Este tipo de operativos nos permite traer piedras en gran cantidad y, a su vez, bajar costos de traslados porque de lo contrario tenemos que utilizar los camiones del municipio, realizar varios viajes y de esa manera los costos se incrementan”, explicó Gizzi.